Día de la Amistad: una celebración que nació en Paraguay

El 30 de julio es el Día Internacional de la Amistad según la resolución de la ONU. En Paraguay la celebración es más que especial porque tiene raíces locales y una historia única. La fecha para recordar este día fue instituida por el senado paraguayo en homenaje al ilustre ciudadano Artemio Bracho y luego, se extendió por casi todos los países del mundo.

Grupo de amigos

Artemio Bracho fue un hombre carismático y amigable, conocido por su generosidad y devoción a sus amigos. A lo largo de su vida, se destacó por su habilidad para forjar conexiones significativas con personas de todos los ámbitos de la vida. Sus amigos lo describen como un alma cálida y compasiva que siempre estaba dispuesto a tender una mano amiga.

En un emotivo discurso ante el Senado paraguayo, Bracho compartió sus pensamientos sobre la importancia de la amistad y cómo esta podía ser un poderoso puente para unir a las personas y superar las diferencias. Como resultado de su impacto en la sociedad paraguaya, el Senado, conmovido por sus palabras, decidió honrar su legado y proclamó el 30 de julio como el «Día de la Amistad» en Paraguay.

Te puede interesar: Así nació el Día Internacional de la Amistad

Posteriormente, en año 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció la importancia de la celebración y estableció que cada año se festeje el “Día Internacional de la Amistad” en todos los países miembros de la ONU.

En Paraguay es una celebración festiva llena de emociones, expresiones de gratitud y gestos de amistad. Las calles y plazas se llenan de personas que se reúnen con sus amigos para compartir momentos especiales. Una de las tradiciones más queridas en este día es el intercambio de regalos como flores, chocolates u obsequios simbólicos que refuerzan el afecto y la cercanía entre amigos.

Es común organizar encuentros en parques, restaurantes o en la casa de algún amigo para disfrutar de un momento de camaradería y alegría. Se comparten comidas tradicionales, bebidas refrescantes como el tereré (una bebida típica paraguaya), y se disfruta de música y bailes que crean un ambiente festivo.

Esta fecha es una hermosa ocasión para celebrar y valorar los lazos afectivos que unen a las personas. Es un día en el que se expresa gratitud a los amigos por estar siempre presentes y por ser fuente de apoyo y cariño incondicional.

La celebración del Día de la Amistad, en honor a Artemio Bracho, resalta la importancia que la amistad tiene en la cultura paraguaya y cómo esta puede actuar como un poderoso puente para unir a las personas más allá de las diferencias. ¡FELIZ DÍA DE LA AMISTAD!

Por Mary Cruz De Caro